miércoles, 14 de febrero de 2018

Hipólito Abreu. Secretario Organización Nacional Tupamaro



MENSAJE A NUESTRA RED DE COMUNICADORES REVOLUCIONARIOS TUPAMARO:


Dada la coyuntura actual, se orienta a toda la red de comunicadores del MRT a intensificar la contraofensiva comunicacional, para de esta manera colaborar en la ruptura de la CENSURA informativa que nos ha impuesto el complejo mediático imperial. 

Si bien es cierto, que gran parte de los pueblos del mundo están conscientes de como el imperio viene acelerando una escalada internacional contra la Revolución Bolivariana, no es menos cierto, que debemos denunciar más dinámicamente y con argumentos los objetivos HEGEMÓNICOS que mueven a los tiranos del mundo cuando buscan el aislamiento político y económico de la patria, como parte de un cronograma intervencionista en el cual no se descarta la invasión.
Es por ello, que en medio de estas circunstancias nuestra red de comunicadores debe asumir el rol de CORRESPONSALES DE GUERRA, similar a la desarrollada por nuestros hermanos cubanos con la legendaria Radio Rebelde fundada por el Che Guevara. 

El despliegue de nuestros Corresponsales debe ser total, no podemos permitir que el fascismo convierta la mentira y la infamia en “falsas verdades” para desmoralizar al pueblo, al contrario, nuestra labor actual es moralizar nuestras fuerzas y a los pueblos oprimidos de Nuestra América, a tal punto que los gobiernos satélites del imperio agrupados en la “pandilla de Lima”, sientan hasta en los huesos que actuar contra nuestra Patria le significaría la creación de “uno, dos, tres Vietnam” en Latinoamérica.

Hoy más que nunca, la entrega a favor de la causa justa de nuestra lucha revolucionaria debe ser TOTAL. El enemigo sabe que la voluntad y el tesón con que iniciamos de la mano del comandante Chávez, está Revolución se mantiene inquebrantable, sabe que somos un pueblo de libertadores, y sabe que por más que lo han intentado, las adversidades vividas, no nos desalientan. 

Es por ello que debemos dejar constancia que en la medida que el imperialismo y su sequito de vasallos desperdigados en Venezuela y el resto del mundo arrecian su ataque, la voluntad antiimperialista del pueblo venezolano se acrecienta.
Hermano y hermanas, la verdad y la razón son nuestros principales aliados. La justeza de nuestra lucha revolucionaria viene matizada por los años de feroz explotación imperial, por siglos de intensa y cruel dominación, por lo tanto, nuestra red de comunicadores en este momento estelar de la patria, pasa a cumplir un rol protagónico en el frente de batalla.
El contenido de nuestra información debe estar apegada estrictamente a la veracidad de los hechos, y a una caracterización política que nos permita desnudar las fechorías cometidas por el enemigo, así como por la elevación moral y el talante revolucionario de nuestra lucha. Sólo así, tendremos los argumentos suficientes para desenmascarar al imperialismo y preparar subjetiva y objetivamente nuestra victoria.

Partiendo de la concepción de la Lucha Revolucionaria Prolongada, entendemos que para derrotar al agresor imperial, es necesaria la combinación estratégica de todas las formas de lucha, donde cada militante Tupamaro debe contar, según lo pautado, con una responsabilidad, un medio y un lugar en la defensa de nuestra soberanía nacional. 

En tal sentido, debemos intensificar las tareas de producción popular, mantener en alerta permanente a nuestras salas situacionales y la red de inteligencia activa las 24 horas, el combate es en todos los frentes ¡TODOS! En particular, la comunicación Revolucionaria.

Camaradas, vienen tiempos difíciles que nos llevará a tiempos de gloria, debemos dar gracias porque estamos en tiempos donde somos protagonistas de una gesta que pasará a los anales de la historia: LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA DE VENEZUELA.

Oportunas son las palabras del José Félix Ribas, justo antes de la Batalla de la Victoria:
Soldados, Lo que tanto hemos deseado se realizará hoy: he ahí a Boves. Cinco veces mayor es el ejército que trae a combatirnos; pero aún me parece escaso para disputarnos la victoria. Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo de la patria; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que será memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! ¡Viva la República!

Siganos a través de