martes, 12 de mayo de 2015

Ministro Molina: La vivienda un millón ya está en construcción



  
“Ya tenemos un poco más de 700 mil viviendas construidas y entregadas. La meta es llegar a la vivienda un millón antes del 31 de diciembre de este año”, informó el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina.
Desde el 30 de abril de 2011 la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) ha cambiado la vida a más de 700.000 familias, quienes ahora cuentan con un techo digno y seguro. Pero para llegar a su meta de construir tres millones de casas para 2019, este programa emprende una etapa que le permitirá reforzar  y acelerar la ejecución de los proyectos.

“Eso significa un esfuerzo nunca hecho en Venezuela. El tema táctico, estratégico y logístico está planificado en detalle. Hay un tremendo entusiasmo de todos los ejecutores: los consejos comunales; las brigadas de construcción, que son las que tienen mayor responsabilidad en cuanto a cantidad de viviendas (60% de todas las viviendas que se deben construir en la Gran Misión son construidas y serán construidas por el Poder Popular); también las gerencias técnicas; las empresas constructoras y Constru Patria están haciendo un tremendo esfuerzo para garantizar el suministro oportuno de todos los materiales requeridos”, afirmó el ministro en entrevista exclusiva con el portal Hoy Venezuela, publicada este lunes en el diario Ciudad Caracas.

Para alcanzar sus metas, este programa social creado por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, requiere el trabajo y la participación de todos los sectores, por lo que Molina ratificó el compromiso de “afinar detalles, estrategias, lograr el estímulo y el compromiso de todas y todos los compañeros y compañeras que están en los frentes de obras para terminar esa vivienda un millón antes del 31 de diciembre. Estoy seguro que lo vamos a lograr porque el espíritu de la Gran Misión Vivienda Venezuela es el de Chávez: ponerse metas para cumplirlas. Hacer todo lo necesario”.

Modelo de financiamiento 
Desde 2011, la Gran Misión Vivienda Venezuela ha garantizado las condiciones necesarias para poder construir hogares dignos  e impulsar el buen vivir del pueblo venezolano, bajo un esquema de redistribución equitativa de la riqueza del país, que inició con el comandante Chávez y continúa con el liderazgo del presidente de la República, Nicolás Maduro.
Al respecto, el ministro Molina explica que “la Gran Misión Vivienda Venezuela tiene un impacto social enorme, pero lleva implícito un impacto financiero también muy grande”. Refiere que hasta ahora se han invertido más de 420 mil millones de bolívares desde que inició la misión, más de 73 mil millones de dólares. “Ese es realmente un monto inusual en Venezuela. No ha habido un programa sobre un tema social, tan sentido como el de la vivienda, que haya tenido una inversión tan importante”. En la entrevista el titular de Vivienda, destacó la estructura creada para facilitar la viabilidad financiera de la GMVV.

“Esa fue una idea del Comandante Hugo Chávez y que después todos los equipos la desarrollamos: ¿cómo tener los recursos necesarios para poder llegar a construir hasta 400 mil viviendas al año? La cartera hipotecaria obligatoria prevista en ley, es decir, el monto o recursos que debe disponer el sistema bancario nacional para la construcción de viviendas, ventas y créditos a largo plazo tenía un rezago importante en cuanto a su nivel de ejecución en 2010. Del monto estipulado, que debía invertirse para el sector inmobiliario en vivienda, se ejecutaba solo entre 25% y 28%, el resto no se ejecutaba con el argumento de que no habían proyectos, capacidad o posibilidad constructiva o materiales. El Comandante Chávez dijo: “Dénnos los recursos que el Estado tiene terrenos, proyectos, materiales y quien construya”. Chávez crea entonces el Fondo Simón Bolívar y con el respaldo de la República concibe la vía para captar esos recursos de la banca pública y privada y ponerlos al servicio de la construcción de viviendas”, explicó.
Indicó que desde 2011, la cartera hipotecaria adquiere los recursos a través del Fondo Simón Bolívar, respaldándolos con bonos emitidos por este mecanismo que tienen una retribución inmediata. Apenas recibimos los recursos, inmediatamente se comienzan a pagar los intereses correspondientes que rondan 4,6%. Mantenemos ese compromiso de la cancelación de los intereses permanentemente. Nunca nos hemos atrasado”, acotó Molina, al tiempo que destacó que los recursos obtenidos, y que se ubican en 226 mil millones de bolívares, se han empleado en la “contratación con los consejos comunales, las brigadas de construcción, las gerencias técnicas, las empresas constructoras y los diferentes esquemas de gestión que hemos ido desarrollando”.

“Los primeros bonos de deuda pública que se emitieron en 2011 se vencen ahora en mayo. Ya estamos listos para cancelarlos. Son un poco más de nueve mil millones de bolívares que aportó la banca pública y privada, que desde el Banavih (Banco Nacional de Vivienda y Hábitat) se han venido recuperando con todo el esquema de gestión de cobranza y de regularización de firma de contratos de compraventa. A la fecha de vencimiento se cancelarán completamente esos primeros bonos. Con esto cerramos el ciclo financiero de acuerdo a lo planificado”, informó.

Pago justo 
El ministro Molina reiteró que los venezolanos tienen el compromiso de pagar las casas dignas que reciben como parte de la Gran Misión Vivienda, y resaltó que una de sus aristas más importantes tiene que ver con las modalidades de financiamiento, que abarca desde subsidios (un dinero que es otorgado por el Estado y no reembolsable por los ciudadanos) para las familias de menores ingresos hasta condiciones preferenciales para la clase media, como el otorgamiento de créditos sin inicial, a través del Plan 0800 MI HOGAR.

“Las viviendas de la Misión no son regaladas, la gente las paga. No es a precio especulativo ni con la voracidad del sector inmobiliario. No tienen que endeudarse para reunir una inicial porque la Gran Misión Vivienda no contempla el pago de una inicial, pero las cuotas mensuales la gente las tiene que pagar y las paga. El índice de morosidad es mínimo. En los casos de familias que no tienen ninguna posibilidad de responder al compromiso financiero, que son muy pocos, el Estado venezolano busca la manera de que puedan vivir dignamente y aliviarles el tema financiero. Hay muy pocos casos donde por una situación social extrema el Estado le condona el 100% del valor. Otros donde se le otorga un subsidio temporal de 100%.”, aseguró a Hoy Venezuela.

Asimismo, resaltó que el Gobierno Revolucionario  y la familia de “Viviendo Venezolanos”, que está adquiriendo su techo digno firman un  documento de compraventa. “En ese documento de compraventa están establecidas claramente cuáles son las condiciones. Intereses regulados por la Revolución. A veces se nos olvida, nosotros venimos de una historia triste y dura para la familia venezolana de intereses anuales de 80%. El Presidente Chávez suprimió eso y el presidente Maduro lo ratifica; en la Misión Vivienda Venezuela se paga 4,56% de interés. En el marco del “0-800 Mi Hogar” hasta 10,6%, (...) Nunca una cuota de pago supera 35% del ingreso familiar. Nosotros hacemos este análisis familia por familia con el Banavih. Poco a poco se ha venido construyendo una visión financiera diferente”, afirmó.

Atención a refugiados
En la entrevista, el ministro también mencionó que casi la totalidad de las familias que resultaron afectadas por las lluvias de  2010, 2011 y 2012 ya se encuentran habitando en sus viviendas definitivas.
“Hay refugios donde todavía permanecen familias. De las 35 mil quedan aproximadamente 630, pero son familias que ya tienen su vivienda asignada. Al ritmo que vamos estimamos que en julio tendremos resuelto este tema. El Sistema de Refugios continúa. El Presidente Chávez creó una ley especial de refugios y tienen que estar activos ante cualquier eventualidad, para que no nos pase lo que ocurrió en 2010”, dijo.

Organización popular
La Gran Misión Vivienda Venezuela, más allá de cumplir con su función de crear nuevos espacios habitacionales, se erige como una nueva estructura de organización social para la vida, la paz y la convivencia.
Para cumplir con este fin, el comandante Hugo Chávez creó la figura de la Asamblea Viviendo Venezolanos, conformada por las familias inscritas en el Registro Nacional de Vivienda.
“Son grupos sociales que se organizan con la dirección de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Nosotros los asociamos a un proyecto específico y comienzan a organizarse y a trabajar para que ese proyecto avance(...). El espíritu de las Asambleas Viviendo Venezolanos es organización, trabajo, aprovechamiento de las potencialidades de quienes participan y detección de las necesidades de los integrantes de cada asamblea. Es el espíritu de organización y participación que se imaginó el Comandante Chávez y que estamos poniendo en práctica”, refirió Molina.

AVN

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Siganos a través de