domingo, 26 de octubre de 2014

Decomisan 47 toneladas de carne en Carabobo


 
 El Gobierno Nacional decomisó este sábado 47 toneladas de carne en un operativo que se llevó a cabo en Valencia, estado Carabobo.
 
En un contacto informativo de Venezolana de Televisión, el vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Arreaza, informó que el decomiso se logró gracias a la colaboración de inspectores populares, así como las autoridades de seguridad del Estado.

Arreaza informó que la empresa Distribuidoras de Alimentos Mundiales defraudó a la República al desviar una carne importada desde Uruguay, para su comercialización en redes fraudulentas dirigidas al contrabando de extracción, razón por la cual fue suspendida del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), "para que más nunca reciba ni un centavo de dólar del pueblo venezolano y las divisas que gracias a nuestra renta y a los trabajadores de Petróleos de Venezuela hemos producido".

"Estos son excelentes cortes de carne que vienen de Uruguay, y que tenían que ser vendidos en Venezuela al precio regulado, 50 bolívares aproximadamente el kilo de carne. Esto será distribuido en las redes de alimentación del Estado para el pueblo", dijo.

Indicó que la ganancia de 1.896.000 bolívares que debía recibir la empresa al ofertar el producto a precio regulado se elevó, por medio de un proceso especulativo implementado, a 10.156.000 bolívares, generando una ganancia de 436%.

"Esta ganancia es robo al pueblo, robo a los venezolanos", subrayó Arreaza.
Por su parte, el superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez, explicó que las labores de inteligencia de los cuerpos de seguridad detectaron en Mariara las dos gandolas con 47 toneladas de carne, uno de los vehículos no poseía la guía de movilización emitida por la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (Sada), y la otra era forjada.

Asimismo, Méndez comentó que las facturas revelaron el "gran fraude realizado en apenas 36 horas", y detalló que la República entregó 300.000 dólares a la empresa Distribuidora de Alimentos Mundiales en 2013, con lo cual importaron las 47 toneladas de carne, cuyo precio -a 6,30 bolívares- es de 40 bolívares por kilo, que le daría una ganancia de 1,8 millones de bolívares.

En 36 horas la empresa facturó a nombre de distribuidora Lomas Brisa y luego a Héctor Rodríguez Villasana, de la empresa Queseras Bacalao, sin que la carne se bajará de las gandolas. La facturación demuestra que el precio de la carne ascendió de 40 bolívares el kilo a 148, "para convertir los 1,8 millones en una ganancia de 270%, con un ingreso de casi 7 millardos, para luego venderle al pueblo en un costo aproximado de 266 bolívares el kilo".

Méndez señaló que el Gobierno otorga las divisas a "los empresarios para que traigan la carne a 40 bolívares para el pueblo, para venderla a 50 bolívares -aproximadamente- con un margen de ganancia en toda su red, pero con estas mafias, apenas en 36 horas, por la ambición desbordada del capitalismo, lo llevan de 1,8 millones a 10 millardos, con una ganancia de 436% que debe pagar el pueblo".

Al respecto, indicó que se tipifican los delitos de especulación, usura y daño a la economía, sancionados con la privación de libertad de ocho a 10 años en prisión.

 
AVN

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Siganos a través de