martes, 11 de diciembre de 2012

Somos guerreros de la vida



«De las circunstancias que estamos enfrentado yo parto de nuevo a La Habana lleno de optimismo. Somos unos guerreros de  la vida, llenos de luz, de fe en Cristo, en Dios, en nosotros mismos, para seguir batallando y venciendo».

Con este ánimo el comandante Hugo Chávez partió a La Habana para someterse a una nueva intervención quirúrgica para batallar por su salud ante la recurrencia de células malignas en la misma zona afectada en 2011.

«Confiado plenamente estoy en este pueblo, que ya lo ha demostrado en distintas ocasiones, ha demostrado ser capaz de enfrentar conspiraciones, movimientos desestabilizadores —desde fuera y desde dentro—, y confiado plenamente estoy en los soldados, esos cientos de miles soldados».

En conversación con el Alto Mando Militar de la FANB, realizada este domingo en MIraflores, sostuvo: «Estoy totalmente seguro, me lo dice mi corazón, de que la Patria está segura, de que por más dificultades que nos toque enfrentar y de que por más conspiraciones que puedan volver —porque el enemigo acecha desde fuera y desde dentro—, y cualquier circunstancia que ellos crean oportuna para lanzarse de nuevo como hienas contra la Patria para destrozarla otra vez —como lo hicieron durante cuánto tiempo— y entregarla al imperialismo, no la van a desaprovechar, pero estoy seguro de que como un solo hombre y una sola mujer se encontrarían con este pueblo y con nosotros los soldados».

No dudó del desprendimiento, patriotismo y sentimiento de quienes dirigen el estamento militar de la nación en la actualidad. Agregó: «Me voy, y el alto mando político, aunque no lo entrego, sin embargo lo delego, y está en buenas manos. Ahí está Nicolás [Maduro] y ahí está todo el cuadro político de mando de la República. Y el alto mando político está en buenas manos, así que la República está en buenas manos, la Revolución está en buenas manos. Con el favor de Dios saldremos adelante».

El Presidente reiteró su llamado y pidió fortalecer la unidad, llamó a trabajar unidos, siempre unidos, para no ceder a las intrigas.

Enfatizó que una de las columnas fundamentales de esta Revolución y esta Patria es la Fuerza Armada, al tiempo de dejar sentado: «Entrego mi corazón y mi reconocimiento y espero volver pronto».
 

Fuente: Blog de Chávez.

Siganos a través de